Bueno, a quién no le gusta viajar gratis verdad?? Claro que cuando la cosa es por trabajo, todo cambia… Por mi trabajo tengo que hacer viajes de vez en cuando, algo que hace que mi entorno sueñe con tener un trabajo así… aunque quien sabe lo que es viajar  por trabajo, no lo envidia en absoluto…
Mi último viaje ha sido a Barcelona. Normalmente este tipo de viajes suele ser de “puente aéreo” o con suerte, te quedas una noche en destino, por eso de “aprovechar el día”. Si te quedan ganas después de las interminables reuniones, hay algo que suelo hacer, que además de muy relajante es perfecto para conocer una ciudad en muy poco tiempo: tomar los autobuses turísticos visuales. En el caso de Barcelona, hay varias empresas que operan, pero siempre en los hoteles te recomiendan la misma, sólo tenéis que preguntar. En mi caso, me subí al autobús a las cinco de la tarde, y hasta las 9 de la noche estuve recorriendo aquella bonita ciudad cambiando entre los tres recorridos que me ofrecían, todo incluido en el precio. En el caso de ciudades grandes es algo especialmente interesante, ya que en muy poco tiempo tienes una visión global y muy certera de dónde estás y qué deberías ver en viajes con más tiempo. Todos los autobuses llevan grabaciones con las que conoces desde lo más básico sobre la ciudad, a curiosidades que despiertan tus ganas de seguir conociéndola.
En Barcelona y gracias a los recorridos de éstos autobuses vi, desde las maravillosas vistas de la ciudad en Montjuïc, hasta el famoso barrio del Poblenou, pasando por sitios muy conocidos como pueden ser la Sagrada Familia, el Barrio Gótico, el Palau Sant Jordi, la Pedrera y el Paseo de Gracia, hasta otros no tanto para los que somos de fuera, pero no menos interesantes como el MNAC, el Fórum, el barrio de Sarriá, y un largo etcétera de sitios que componen esta interesante ciudad. Verdaderamente, son unos ventitantos euros muy bien gastados.

autobús turístico barcelona

autobús turístico barcelona