Pasa una nocheviaje diferente fuera de tu entorno. Portugal es el lugar indicado para que este año despidas el 2009 y le des la bienvenida al nuevo año. Un año lleno de buenos propósitos que si empieza bien, puede acabar aún mejor.

Además de la belleza de la ciudad, es un destino económico para pasar las fiestas, si están ahorrando y no tienes demasiado presupuesto para escapar. Lisboa es renocida por su buena gastronomía (muy buena y barata), sus estrellas calles y una arquitectura de ensueño que te atrapará.

Pensando en su cocina es una ocasión única la de cenar la noche el 31 de diciembre de forma especial. Puedes optar por ir a alguno de los restaurantes situados en el centro histórico de la ciudad y saborear platos tan típicos de la cocina tradicional portuguesa como el caldo verde, el porco en alentejana o alguna de las exquisitas recetas de bacalao.

Es hora de las campanadas. La tradición marca asistir a la Plaza del Comercio, donde se realizan diferentes actuaciones musicales y, a continuación, se retransmiten las campanadas de la televisión portuguesa en unas grandes pantallas.

Brillo, luz y pasión. Así es la vivencia navideña de Lisboa. A esta Plaza es habitual que se reúnan las familias y grupos de amigos y coman bizcochos y dulces típicos de la ciudad con las campanadas, en vez de uvas, como se suele hacer en España. Tras los dulces, todo acaba con fuegos artificiales que dan color a la entrada del nuevo año.

Y para celebrar el año nuevo a ritmo de Lisboa, la animación marcará una mágica noche en varios lugares junto al río Tajo con conciertos de música gratuitos. Una gran variedad de planes para disfrutar el último día del año en esta fantástica ciudad.

Easyjet te ofrece una oferta única, particular, especial y pensaba para tu bolsillo. El vuelo te sale desde solo 24,99€ por trayecto (tasas incluidas).