Estocolmo es una de las ciudades más bonitas y espectaculares que he visto nunca…una escapada que no olvidaré. La capital de Suecia es una de las ciudades más cosmopolita y animada del país. Su situación y arquitectura, los colores cálidos de sus fachadas…una auténtica maravilla. Estocolmo está situado sobre un archipiélago de 14 islas unidas entre sí. Por ello es llamada la “Venecia del Norte”. Aunque se puede decir que no es una ciudad demasiado grande, ya que cuenta con unos 800.000 habitantes, se trata de una ciudad muy viva, con una amplia oferta de ocio y cultura: museos, atracciones de todo tipo, hermosos parques…

El casco antiguo de Estocolmo, Gamla Stan, es el origen de la ciudad a partir del cual fue creciendo progresivamente. Desde el muelle de esta pequeña isla, se pueden coger barcos que van hacia los sectores de Östermalm y Djurgárden por unos 4 euros. Djurgárden es una de las zonas más turísticas ya que hay gran cantidad de museos que visitar. Una visita muy recomendable es el museo Vasa, un barco del siglo XVII que se hundió el mismo día de su inauguración pero que fue rescatado de las profundidades y expuesto en este museo. En cuanto al barrio de Östermalm, es un barrio habitado tradicionalmente por la alta sociedad, de ahí sus bellos e imponentes edificios…cada rincón parece sacado de una postal. Lo mejor cuando llegues a Estocolmo, es que te vayas a una oficina de turismo para que te indiquen los lugares de interés, que son muchos, aunque no pueda hablaros de todos en este post. Sí os diré, que si vais con tiempo, podéis realizar algunas excursiones fuera de la ciudad. Os recomiendo Uppsala, una ciudad muy importante en la antigüedad y muy bonita. También podéis visitar Strännäs, otra ciudad muy importante a lo largo de la historia y donde se han encontrado restos arqueológicos que datan de 6.000 años antes de Cristo.

En cuanto a los vuelos baratos a Estocolmo, los hay, y muchos. Las compañías de bajo coste sacan ofertas impresionantes, auténticos chollos. Hay vuelos de última hora del tipo Gerona-Estocolmo por 60 euros. Estos vuelos salen con muy poca antelación, normalmente unos días antes. Si te pillas uno de estos vuelos, triunfas, porque te va a salir por muy poco dinero tu vuelo a Estocolmo.
Con respecto a los hoteles, Estocolmo no es una ciudad barata, y los hoteles tampoco suelen serlo. La opción más barata puede ser un albergue o un barco-hotel. Éstos últimos son pequeños barquitos con camarotes que se alquilan a un precio muy asequible. De todos modos, puedes intentar hacer la reserva del hotel por adelantado y, preferiblemente a través de un portal de alojamiento, ya que sacan las mejores ofertas si haces la reserva a través de ellos.

Lo dicho, Estocolmo puede ser el destino perfecto para tus próximas vacaciones.