Belleza, gastronomía, tradición y, sobre todo, calidad. Estos cuatro sino diferencian al País Vasco de otras comunidades. Por ello, su Gobierno apuesta fírmemente por un turismo de excelencia, donde empresas y particulares encuentren lo mejor de la Península.

Y es que desde la ciudad más cosmopolita, como puede ser Bilbao, a la playa de la Concha de San Sebastián pasando por Vitoria, y llegando a pueblos de gran belleza donde toca el mar y sus puertos se llenan de orgullo, están llenos de rincones turísticos que son del todo apreciables.

El Ministerio de Industria ha firmado un acuerdo a través del cual se evidencia que la calidad constituye una línea de actuación imprescindible en la nueva forma de enfocar la estrategia competitiva del sector turístico en general.

Para que todo ello se lleve a cabo, Turespaña colaborará con la Consejería de Turismo del País Vasco en actuaciones de formación y asesoramiento de las metodologías de calidad para agentes públicos y privados.

La calidad ya impera en la mayor parte de establecimientos de los lugares más turísticos de esta zona. Y es que la región cuenta con 275 establecimientos certificados con la Q de calidad turística. En este sentido, es la tercera Comunidad Autónoma con más certificaciones Q de calidad, un dato más que significativo de lo que podemos encontrar en esta maravillosa comunidad.

Actualmente, el Gobierno vasco se compromete a impulsar una primera reflexión sobre las nuevas maneras de abordar los retos de las pymes turísticas, el fomento de la innovación en la empresa turística, la medición y el análisis del turismo interno, y la identificación de nuevos instrumentos para la medición y modelización de flujos turísticos, entre otros.

Foto: G.P.