Málaga siempre es un disfrute para el viajero en cualquier época del año. Y si lo que preferimos más es pasar unos días en familia con niños, o bien permitirnos una escapada o unas vacaciones tranquilas y teniendo cerca playas de buena calidad y vistas al Mediterráneo, Málaga en verano puede ser el destino ideal.
Las playas de Málaga guardan cada una particularidades propias y en función de nuestros gustos podemos elegir la más conveniente para el momento. Entre todas, vamos a destacar las siguientes: La Caleta, Peñón del Cuervo, La Malagueta, El Palo, San Julián, La Misericordia, San Andrés, La Araña, Las Acacias, Baños del Carmen, El Candado, Torre de Lagos, La Playa de Morche y Cerro y Mar.
Y como sin duda habremos buscado entre los chollos y viajes baratos para el verano una buena opción, qué mejor que para celebrarlo gastarnos esa diferencia de precios saboreando los pescaitos fritos, los espetos de sardinas y los boquerones, que en Málaga los preparan como en ninguna parte, haciendo un recorrido por los chiringuitos de playa, montados sobre la misma arena, cerca de las tumbonas, y disfrutando a la vez del paisaje que se nos presenta delante.
En cuanto a alojamientos en hoteles y apartamentos, solo decir que Málaga cuenta con una gran solera en ese tema y con seguridad encontraremos estancia agradable, confortable y a muy buenos precios.