Cuenca en única. Engloba arte, tradición y un paisaje muy característico, protagonizado por su arquitectura singular.

Por ello se merece que la visitemos de vez en cuando. Porque además es un lugar económico al que llegar sin dificultades que ofrcece un sinfín de establecimientos con encanto.

Precisamente por todas estas características el El Ayuntamiento de la población junto a la Agrupación de Hostelería promueven la candidatura de Cuenca como Capital Cultural Europea en 2016. No sólo lo van a hacer en diversos actos de nuestro país, sino también en ferias y eventos del extranjero.

El Ayuntamiento establece que sus potentes cualidades, como la cultura, y el ser Patrimonio de la Humanidad, son razones suficientes para ser la elegida por encima de otras ciudades que también se postean por este reconocimiento.

A todo ello le hemos de sumar una arquitectura popular que se fusiona a la perfección con el entorno natural en que se asienta, la extensión y riqueza natural del territorio que la rodea, perfectamente conservado y que pretende asegurar su mantenimiento.

Igualmente dispone de una importante red de infraestructuras y equipamientos culturales, que albergan programas de prestigio internacional, lo que sitúan a Cuenca como referente de la música religiosa y el arte abstracto.

La propuesta regional es también un atractivo. Los pueblos de la región mantienen su originalidad y belleza natural, que aportarán dinamismo, especialidad en la oferta y un variado mosaico de fiestas populares.

Además, si estás de visita por la ciudad no te pierdas la exposición “La naturaleza cercana”, que se desarrolla hasta el 20 de noviembre. Esta compuesta por 30 paneles, a todo color, formada por una selección de los mejores dibujos de la revista “El Cárabo”.