La duración de un año, según nuestro Calendario Gregoriano es de 365 días divididos entre 12 meses, pero ¿Sabes el origen de sus nombres?.

El origen de nuestro calendario es el antiguo calendario romano, el cual estaba dividido en 10 meses:

Januarius (Enero). En honor a Janus, dios del porvenir y el pasado.

Februarius (Febrero). En honor a Neptuno, dios de los mares y los océanos, toma su nombre de Februum (Vara) que se utilizaban para purificar en las fiestas lupercales que se celebraban ese mismo mes.

Martius (Marzo). En honor a Marte, dios de la guerra. Fue el primer mes del primer calendario original de la antigua Roma.

Aprilis (Abril). Tomó el nombre de “Parire” (abrir) en referencia al comienzo de la primavera, donde el nacimiento de la vida toma un papel principal.

Maius (Mayo). En honor a Maya, hija mayor de Atlas y Pleyonea.

Iuniu (Junio). En honor a la diosa Juno

September (Septiembre). Séptimo mes del calendario

October (Octubre). Octavo mes

November (Noviembre) Noveno mes del calendario romano

December (Diciembre) Décimo y último mes de los primeros calendarios romanos

Bajo en reinado de Julio Cesar, este decidió añadir un mes más en honor a el mismo, Iulius (Julio). Poco después, el emperador Octaviano, llamado Augusto, hizo exactamente lo mismo y añadió el mes Augustus (Agosto) al calendario con lo que completaba nuestro actual calendario de 12 meses.